J. Luis López de Guereñu Polán

Restauradas pinturas en la catedral de Lugo   Entre 1776 y 1778 el pintor barroco José de Terán, natural de Astorga, pintó una alegoría de la gloria en la bóveda de la capilla mayor de la catedral…

Restauradas pinturas en la catedral de Lugo

Entre 1776 y 1778 el pintor barroco José de Terán, natural de Astorga, pintó una alegoría de la gloria en la bóveda de la capilla mayor de la catedral de Lugo, donde también se pueden ver, a partir de ahora, la imagen de la Trinidad, ángeles, santos, reyes y otras figuras.
El terremoto de Lisboa de 1755 afectó a la catedral de Lugo, de forma que se produjeron algunas grietas que no se intentaron restaurar hasta mediados del siglo XX. La obra no impidió, sin embargo, que se produjeran humedades que ocasionaron el ocultamiento de las pinturas, aunque estas son posteriores al terremoto.
La catedral de Lugo es obra de siglos -como en otros casos- de forma que podemos ver el gótico, el barroco y el neoclásico. Las pinturas que ahora se descubren, con la técnica del óleo y no del fresco, como cabría suponer en un primer momento, son una muestra del gusto barroco por lo escenográfico y sagrado.
Se está procediendo también a la reparación de algunas fisuras que se han ido agrandando con el tiempo, la limpieza de los sillares y la de la fachada, con lo que Lugo contará, a partir de ahora, con otra muestra de su rico patrimonio histórico y artístico que tiene su arranque en la muralla romana del siglo III.
Puede verse más información en "El País", página 5 de la edición de Galicia.

Visitas: 20